CONOCE LAS HERIDAS DE TU ALMA

colorful_balloons_2-wallpaper-1920x1200

Anoche conversando con mi esposo, hablábamos de un tema que a él le apasiona muchísimo y a mi me pareció interesante compartirlo con ustedes, porque nadie es perfecto y me pareció importante ayudarles a conocer un poco sobre cuales pueden ser nuestras limitaciones, de dónde provienen y en que área de nuestra vida nos afectan.

Para comenzar y sin mucha teoría, porque a mi me gusta ir al grano, les comento que esto esta basado en las palabras de la autora y conferencista internacional Lise Bourbeau (1941-Quebec), fundadora de la escuela más grande de crecimiento personal de Quebec.

Ella en sus estudios y sus conferencias indicaba que existían 5 heridas que nos afectaban a los seres humanos, algunas nos afectan a unos más que otros, pero es muy probable que todos presentemos estás heridas en mayor o menor escala.

Por increíble que parezca estás heridas pueden incluso afectar la morfología de cada uno de nosotros y las limitaciones en la toma decisiones, planificación y alcance de nuestras metas o propósitos, son las causas de tus miedos, inseguridades, frustraciones y sufrimiento


 

¿Cuándo se crean estás heridas en la esencia de tu ser?

Durante la niñez.


La primera de las heridas es la del rechazo: por lo general la persona que sufre de esta herida vivió experiencias de rechazó durante la infancia, la tendencia será a rechazar y sentirse rechazado, también es probable que rechace experiencias placenteras y de éxito, por lo general culpará a los demás de ser rechazado, esta persona no se siente merecedor de las cosas hermosas que ocurren en su vida.

Herida de Rechazo, El Huidizo.

rechazo

La segunda es la herida del abandono: La persona que se ve afectada por está herida le tiene muchísimo miedo a la soledad, su herida paradójicamente lo convertirá en abandonador, es probable que está persona tenga tendencia a abandonar proyectos y parejas, por lo general su pensamiento se centra en:  “Te abandono yo, antes de ser abandonado por ti”.

Herida del abandono- El Dependiente

abandono

La Tercera es la herida de la de humillación, está herida es sufrida por la mayoría de las personas, son adultos que en su niñez pudieron haber vivido experiencias de todo tipo de abuso, desde abuso sexual a humillaciones, estás personas en su infancia fueron ridiculizadas o se sintieron avergonzados por su aspecto físico, se caracterizan por ser seres inseguros, tímidos e indecisos, en lo más profundo de su ser se sienten culpables y no creen tener derechos elementales, dudan hasta de su derecho a existir.

Herida de humillación- El Masoquista
humillación

La Cuarta herida es la de la traición, estás personas por lo general serán desconfiados, su pensamiento estará enfocado en no confiar en nada ni nadie. Su mayor miedo es la mentira y de manera inconsciente se involucrará en situaciones en las que irremediablemente será traicionado. Cumpliéndose la profecía que él mismo decretó:“No confíes en nadie, todo el mundo te traiciona”. La mayoría de las personas celosas experimentan vivencias de traición en su niñez.

Herida de la Traición – El Dominante

traición

La quinta y última herida de nuestra alma, es la de la injusticia, las personas que sufren esta herida sienten no son apreciados por su verdadero valor, tanto por recibir más o menos de lo que se merecen. Estás personas por lo general tienen a reaccionar de forma exagerada y neurótica ante alguna situación injusta. Una de las características más importantes es su gran temor a equivocarse y su tendencia a buscar la perfección, lo cual les trae mucha frustración.

Herida de la injusticia, El Rígido

injusticia


 

Estás 5 heridas nos afectan el ser, el hacer y el tener, es importante que seamos consciente, las reconozcamos y aceptemos, este será el primer paso, para sanarlas y seguir adelante, estás heridas quizás llevan mucho tiempo aferradas en nuestro espíritu, pero esto no quiere decir que no puedas liberarte de ellas y seguir adelante, encontrarte contigo mismo.

 

Siempre lo más recomendable es que consultes con un profesional, pero te dejo por aquí las fases para sanar tus heridas y seguir adelante.

Fase de reconocimiento: Reconocer que es una máscara lo que llevas puesto, lo que te hace reaccionar así o interpretar así la realidad.
Fase de negación: Aceptar que pueden sobrevenir intentos de rebelión, negación, justificación por parte de tu ego.
Fase de asunción: Asumir tu herida, asumir con responsabilidad que fuiste rechazado, abandonado, humillado, traicionado o tratado injustamente.
Fase de regreso: Regresar a tu origen. Sé tú mismo, vuelve a ser quien realmente eres, sin máscara y ahora consciente que está no es tu esencia, que ocurrió en algún momento un evento que de forma inconsciente te coloco unos lentes que te hacen percibir la realidad de forma errónea o exagerada.

Espero le guste esta entrada la hice con mucho cariño para ustedes, recuerden que pueden comentarme que les parece, sus comentarios y saber que es lo que piensan es lo más importante para mi.

Saludos

Kelly M

 

 

Logo negro

           

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s