NO BESES SAPOS EN EL TRABAJO

Porque no se convierten en príncipes, ni princesas, al contrario, con educación y sutileza debemos marcar espacio, porque estamos frente a una persona que seguro generará conflictos innecesarios.

Yo en mis antiguos empleos quizás no he sido de la mejores amigas, ni el alma de la fiesta, sé que puedo tener puntos de vistas muy fuertes y aún aprendo a manejar mis emociones y mi forma de explicar lo que pienso, trato todos los días de ser cada vez más empírica, me esfuerzo por ponerme en el lugar de mis compañeros, pero el inconsciente, que no es fácil de cambiar, siempre me la juega y sin querer lo hago.

Pueden decir eso de mi, pero jamás dirán que hablo o he hablado negativamente de mis compañeros para escalar o para tener preferencias, no soy de las que pienso que para ser jefe o escalar en una posición sea necesario hablar mal de los demás, al contrario creo que avanzar en un empleo debe basarse en tu esfuerzo, hacer las cosas calladito y que el ruido se sienta solito.

Sapo_Principe_bigger

Lo he dicho muchas veces, si para lograr un asenso tengo que hablar mal de mis compañeros o ser una espía, entonces duraré mucho tiempo en esta posición. Obviamente en ese momento compruebo que algunas cosas deben cambiar, principalmente LA EMPRESA a la que ofrezco mis servicios.

Tampoco comprendo a los que justifican sus fallas culpando a los demás, somos humanos, nos equivocamos, pero culpar a alguien más ante una equivocación propia, me parece mediocre, irresponsable, de lavarse las manos, de no asumir, pienso que todos somos responsables de cada cosa que nos pasa, hasta de las que se nos salen de las manos, principalmente por no percibir que la situación podía salirse de nuestro control, culpar a los demás o culpar al clima, o a la empresa de envíos, son puras justificaciones, es mejor asumir: Esta bien me equivoque, cómo podemos remediarlo, lo siento mucho, qué solución tenemos, algo podemos hacer. (siempre puedes hacer algo, siempre)

Lamentablemente, en nuestras empresas a algunos jefes están encantados con estos empleados aduladores y chismosos (sapos que parecen príncipes), que están más pendiente de invitarles un café y hablar de sus compañero, qué de hacer su trabajo.

Estos jefes, igual de mediocres, en lugar de incentivar el liderazgo sano y un equipo 100% productivo, prefieren equipos de trabajo oscuros, llenos de misterio, rencor y discordia. No entienden que un equipo de trabajo sano, genera mejores ideas, más alternativas, menos ausencias, más interés de cada trabajador en desarrollar un proyecto, más responsabilidad de asumir un error, de asumir nuevos retos, un equipo independiente que seguiría haciendo su trabajo correctamente estando o no su líder.

Somos más efectivos cuando nos sentimos bien en nuestros empleos, queremos aportar nuevas ideas, queremos ir, queremos hacer bien las cosas, nos esforzamos más, por eso prefiero evitar a mis compañeros sapos o sapas vestidos de príncipes y de princesas, porque sé que muchas veces el problema no es la empresa, no son los beneficios, no son los compañeros, soy yo con respecto a cómo me siento estando allí, las cosas no cambian, las cambias tu.

Besos Kelly

 

Logo negro

           

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s